Forzada

Por lo general, las instalaciones solares térmicas tienen en el interior de su circuito primario un líquido solar que se ve expuesto a heladas en periodos de temperaturas exteriores mínimas y a excesos de temperatura en periodos de máxima radiación solar y mínimo consumo.

El sistema de drenaje automático presenta una interesante novedad: la convivencia de aire y líquido solar en el circuito primario de la instalación. La combinación de líquido solar y aire, correctamente gestionada, ofrece interesantes ventajas frente a los sistemas convencionales.

Un equipo de circulación forzada esta compuesto básicamente de captadores, un acumulador solar, un grupo hidráulico, una regulación y un vaso de expansión.

Un modelo de este tipo son los sistemas Drain-Back que incorpora una tecnología de drenaje automático que evita los típicos y graves problemas de las instalaciones solares convencionales, generados por las heladas o las temperaturas excesivas en los captadores cuando el equipo esta parado.

Adjuntamos un esquema de una instalación tipo de un sistema drain back con un equipo de apoyo (caldera, calentador ó termo eléctrico.)

 

El funciomaniento de dichos sistemas se basan en que si la temperatura del depósito está por encima de la temperatura demandada por el usuario o no existe energía suficiente en los captadores, la bomba de circulación estará parada, quedando el sistema de la siguiente forma:

 

Articulos en la Tienda Online