TermosifĂłn (Sin forzar)

Un equipo compacto termosifón se aprovecha la diferencia de temperaturas del agua para que se “mueva” por diferencia de densidades. Sabemos que el agua caliente pesa menos que la fría, por lo tanto al pasar por el panel y calentarse tiende a subir, por ello en los sistemas por termosifón es necesario que el depósito se encuentre por encima del panel, evitando así la bomba de circulación. 

En la imagen hemos puesto un sistema compacto termosifón indirecto, donde el fluido que hay dentro del panel se calienta por la acción del sol, sube al depósito y cede su calor al agua que hay en el mismo a través de un intercambiador (en este caso de envolvente), al transferir su calor se enfría y vuelve a la parte baja del panel, repitiendose el proceso mientras incida el sol sobre él o le tiren un piedra.

 

Tipos de equipos solares por termosifón

Los sistemas solares compactos por termosifón podríamos catalogarlos según el tipo de colector de la siguiente forma:

  • Colector plano: Se trata de una “caja” como la de la imagen que aloja en su interior una tubería por donde circula el fluido a calentar. Es el más sencillo y económico normalmente.

 

 

  • Colector de tubos de vacío: Es algo más sofisticado, está formado por tubos concéntricos entre los cuales se ha hecho vacio, por el tubo interno circula el fluido a calentar evitando así las pérdidas de calor por convección ya que no hay aire a su alrededor.
  • Colector tipo heat pipe: Es similar al anterior (vacío), pero el tubo interno es de cobre y aloja un líquido (mezcla con alcohol) que cuando se calienta por acción del sol pasa a estado gaseoso y sube a la “cabeza” del heat pipe (incrustada en el depósito), ahí cede su calor al tanque y vuelve a condesarse y pasar a estado líquido, repitiendo el proceso. Esta forma de funcionar lo hace más eficiente que los anteriores aunque también más caro debido a la cantidad de cobre que hay en uno de estos paneles. El sistema heat pipe destaca por su alto rendimiento con temperaturas exteriores bajas.

 

También podríamos catalogar el sistema según el número de circuitos:

  • Sistema directo: El agua que pasa por el colector solar es agua de consumo, solo hay un circuito. A día de hoy esto está prohibido por normativa (España), los sistemas solares deben ser indirectos. De todas formas todavía puedes encontrar alguno de estos sistemas instalados o verlos a la venta en otros paises, parece ser que son bastante populares en Sudamérica.
  • Indirecto: El fluido que pasa por el panel cede su calor al ACS a través de un intercambiador que se aloja en el depósito, ya sea en forma de serpentín o de envolvente. Los sistemas indirectos permiten utilizar en los paneles otros líquidos caloportadores diferentes del agua de red pura, normalmente se usa una mezcla de agua desmineralizada y anticongelante.

 

 

Ventajas de los sistemas compactos por termosifón

 

La ventaja fundamental de este tipo de sistemas es su sencillez, que viene dada por:

  • No necesita alimentación eléctrica.
  • No necesita bomba de agua.
  • No ocupa espacio en el interior de la vivienda.
  • El montaje es relativamente sencillo ya que es un “todo en uno”.

Articulos en la Tienda Online