BOMBEO SOLAR

Funcionamiento
funcionamiento bombeo solar
La extracción de agua y su bombeo puede ser llevada a cabo sin la utilización de combustibles y en lugares remotos donde no llega el tendido eléctrico.

Para las zonas áridas representan una oportunidad real de desarrollo. En general, el riego solar cuenta con la gran ventaja de que la temporada de mayor demanda de agua, suele coincidir con la de más radiación solar, pues las explotaciones ganaderas requieren dar de beber más al ganado y los campos acusan la alta evaporación de días soleados.

A partir de captadores fotovoltaicos podemos obtener trabajo mecánico y generar potencia hidráulica.

Es importante destacar que aunque el proceso de bombeo de agua con paneles solares es constante durante el día de operación –en condiciones normales y/o en días despejados–, éste no mantiene un flujo uniforme debido a la diferente radiación que reciben las placas solares a lo largo del transcurso de las horas.

Si no deseamos instalar baterías que puedan suministrar un flujo constante de energía, el sistema de riego habrá de considerar contar con depósito o estanque que aproveche las mejores horas de sol acumulando el agua, y después, pueda llevar a cabo el riego por gravitación.

Este último sistema de acumulación resulta de gran eficiencia al más bajo coste. La instalación de un depósito permite también el uso de otra fuente de energía discontínua, el viento; e incluso puede aplicarse al almacenamiento de agua de lluvia.


 

Subcategorias

    > Bombas Solares

    > Bombeo Solar con Seguidor